Entrevista en La Vanguardia a María José Pérez, gerente de Masservice | Masservice
935
post-template-default,single,single-post,postid-935,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Entrevista en La Vanguardia a María José Pérez, gerente de Masservice

Entrevista en La Vanguardia a María José Pérez, gerente de Masservice

Hoy tenemos el placer de comunicar y compartir la entrevista desde “La Vanguardia” que tubo lugar en Masservice a manos de su gerente María José Perez, con motivo del Día Mundial de la Salud y la importáncia y necesidad de la labor de Masservice hacia el acompañamiento de las empresas hacia el camino de las Empresas Saludables españolas. 

  1. Explique brevemente: historia, equipo, valores, y servicios de la consultoría a Empresas Saludalbes Masservice.

Masservice nació con la vocación de acompañar a las empresas en la implantación de un modelo de gestión innovador que fomente un entorno saludable en el lugar de trabajo. El equipo de Masservice está formado por perfiles profesionales multidisciplinares que cubren todo el proceso de implantación del modelo de empresa saludable, desde la detección de necesidades hasta la prestación de servicios concretos, sin olvidar la evaluación continua de los medidores objetivos.

En definitiva, nuestra misión es ofrecer soluciones efectivas para la promoción de la salud en el trabajo de manera que se consiga mayor competitividad para la empresa y bienestar para los empleados. Nuestros servicios incluyen alimentación saludable para empresas, como fruta fresca en la oficina o talleres de nutrición, actividad física, fisioterapia en la oficina y gestión psicosocial, dentro de la que englobamos talleres de gestión del estrés, yoga, mindfulness y risoterapia, entre otras actividades.

 

  1. ¿La relación entre la salud y el trabajo es más importante de lo que parece?

En efecto. La salud es un valor que se debe preservar entre todos, empresa, trabajadores y sociedad. La promoción de la salud en el entorno de trabajo revierte en el bienestar de los empleados. No solo mejora el estado de salud general sino que favorece un buen ambiente laboral, mejoran las relaciones dentro del equipo y aumenta el compromiso del trabajador hacia la empresa.

Cuanto mayor es la satisfacción de los empleados, mayor es su autoestima. Esto se ve reflejado en una disminución de las bajas laborales, del absentismo y de los accidentes, así como en un aumento de la productividad, una mayor capacidad de retención de talento y un clima laboral que favorece la aceptación de los cambios y los retos de la empresa.

 

  1. ¿Es cierto que la productividad de una empresa mejora cuando se preocupa por el bienestar de sus trabajadores? ¿Puede poner algún ejemplo?

Son muchos los estudios que se han realizado en este sentido y todos ellos coinciden en que las empresas que promueven y protegen la salud de los trabajadores son más competitivas a largo plazo. Según datos del propio Ministerio de Empleo y Seguridad Social, cada euro invertido en la promoción de la salud en el trabajo se obtiene un retorno entre 2,5 y 4,8 euros en absentismo laboral. El ahorro de costes en bajas laborales por enfermedad oscila entre 2,3 y 5,9. Estas cifras han hecho que muchas empresas se planteen la promoción de la salud en el trabajo como una prioridad para mejorar la productividad.

 

  1. ¿Qué síntomas o problemas se pueden mejorar a partir de un programa de promoción de la salud en una empresa? ¿Qué beneficios obtiene la empresa a corto y medio plazo?

Los programas de promoción de la salud en la empresa persiguen obtener una mayor calidad de vida en general. Tal como señala la OMS, la salud es algo más que la ausencia de enfermedad. Por tanto, se trata de mejorar el bienestar de los empleados dentro y fuera del lugar de trabajo. Los objetivos a corto plazo son  reducir el estrés y las cargas emocionales, anticiparse a las dolencias musculoesqueléticas, luchar contra el sedentarismo, fomentar la alimentación saludable y mejorar la calidad del sueño.

A medio plazo, la empresa obtiene importantes beneficios, entre los que destacan el ahorro de costes debidos a bajas por enfermedad y absentismo, la reducción en la rotación de personal, la captación de talento y el aumento de la productividad. Por otra parte, no debemos olvidar que este conjunto de factores influye positivamente en la percepción que clientes y proveedores tienen de la empresa, un elemento clave para aumentar la fidelización.

 

  1. En algunos países hace años que se han implementado programas para mejorar la salud y, en consecuencia, la competitividad de la empresa. ¿Por qué aquí todavía no se cuida lo suficiente?

En España, hasta hace poco la mayoría de empresas se limitaban a cumplir con la normativa vigente en cuanto a protección de riesgos laborales. Sin embargo, de un tiempo a esta parte observamos una creciente preocupación por abarcar otras facetas de la promoción de la salud en el trabajo, abarcando todos los aspectos que influyen en el bienestar físico, psicosocial y emocional de los empleados. Sin duda, se está produciendo un cambio en la mentalidad de los empresarios y en su capacidad de liderazgo.

 

  1. En los últimos años, ¿Se ha notado un incremento de interés e implicación por la Salud en el trabajo por parte de las empresas españolas?

Sí, por supuesto. De hecho ya hay numerosos estudios y referencias de empresas que llevan tiempo analizando resultados. Hay que tener en cuenta que el principal objetivo de las empresas es mejorar su retorno de la inversión. Cuando los datos indican que la promoción de la salud en el trabajo contribuye a mejorar los resultados de la empresa, se hace evidente que un empleado feliz es más productivo y más rentable. La empresa lo percibe en la reducción de costes y en la calidad del trabajo realizado.

 

  1. ¿Cuáles son los servicios más demandados por los clientes?

En general, los servicios que tienen mayor visibilidad y que consiguen una respuesta rápida por parte de los empleados. Las acciones para incorporar hábitos saludables en en día a día, como la fruta fresca en la hora del desayuno, la fisioterapia, la  gestión del estrés o la corrección postural en el puesto de trabajo son los servicios que la empresa suele demandar de forma inicial. Una vez comprobado el éxito de las acciones, la tendencia es contratar servicios en el ámbito psicosocial, como la gestión de las emociones y la felicidad como competencia.

 

  1. A vuestro parecer, cuales son las acciones básicas, enfocadas a la promoción de la salud en la empresa, que todas las empresas deberían promover?

El primer paso siempre debe consistir en una evaluación o diagnóstico de la situación de la empresa para conocer cuáles son sus necesidades. Dependiendo del sector y del perfil de los empleados se desarrolla un plan de actividades para la promoción de la salud. En algunos casos, será prioritario trabajar aspectos como la fisioterapia y la corrección postural; en otros, la gestión del estrés y de las emociones pueden ser las acciones básicas.

 

  1. ¿Es complicado conseguir ser una empresa saludable certificada? ¿De qué pasos consta? ¿Qué beneficios aporta conseguirlo?

Para ser una empresa saludable certificada es necesario implantar un proceso de mejora continua pensado para promover la salud, la seguridad y el bienestar de los empleados. Las empresas que cumplen los requisitos pueden solicitar la Certificación de Empresa Saludable.

Básicamente, son cuatro los pasos para conseguir la certificación. El primero, contactar con una consultora como Masservice, capacitada para implantar y hacer un seguimiento de las acciones de formento de la salud y el bienestar. El segundo paso es hacer una auditoría, puesto que el modelo de empresa saludable se basa en un ciclo de mejora continua. El siguiente paso es implementar los servicios concretos para mejorar la salud laboral. Una vez que se ha implementado correctamente el proceso de empresa saludable, solo queda solicitar la Certificación de Empresa Saludable acreditada por la OMS. En Masservice nos encargamos de todos estos procesos y estamos encantados de acompañar a las empresas hacia este maravilloso camino hacia las Empresas Saludables españolas.

 

  1. ¿Conseguir ser una empresa saludables es algo solo de grandes corporaciones o también es posible en pymes?

Es necesario desechar la idea de que ser una empresa saludable es algo que solo está al alcance de las grandes corporaciones. En Masservice, trabajamos con grandes empresas que destinan un presupuesto a wellness corporate pero también trabajamos con empresas pequeñas que tienen la vocación de cuidar de su personal poniendo en práctica acciones que mejoran el día a día de los empleados. Suelen ser empresarios que inician un programa de promoción de la salud en el trabajo sin ser conscientes de que han puesto en marcha un proceso que les va a ayuda a mejorar sus resultados. Su primera intención es cuidar de su gente.

 

  1. ¿Creéis que la promoción de la salud en el trabajo es una tendencia o va a ser instaurado en las empresas para siempre?

El concepto de empresa saludable no es una tendencia pasajera. Es parte de un proceso que se ha ido implantado paulatinamente en las empresas, comenzando por la protección de riesgos laborales, hasta abarcar aspectos emocionales y psicosociales. Todo ello es consecuencia de una evolución de la mentalidad de los empresarios y del mayor conocimiento que tenemos a día de hoy sobre la importancia de detectar y trabajar aquellos agentes que ponen en riesgo la salud personal y, en consecuencia, la de las organizaciones.

En el contexto socioeconómico actual el bienestar en el trabajo se está convirtiendo en un asunto prioritario para muchas empresas que ya apuestan por iniciativas que contribuyan al bienestar del trabajador para mejorar la rentabilidad de la empresa. La promoción de la salud en el trabajo ha venido para quedarse.

 

  1. ¿Cuál creéis que va a ser la evolución del número de empresas saludables en España?

Cambiar la cultura de las organizaciones no es una tarea sencilla. Es un proceso cuyo éxito depende de la implicación de las compañías y los empleados. A día de hoy, todavía es una asignatura pendiente para muchas empresas que tendrán que incluir la promoción de la salud y el bienestar en sus planes estratégicos si quieren seguir siendo competitivas a largo plazo.

Aunque es complicado adelantar cifras concretas, es previsible que en unos 5 años la cultura de la salud en el trabajo será algo habitual en la mayoría de las empresas, independientemente de su tamaño. Posiblemente, hablaremos de que el 80% de las empresas españolas ofrecerán, al menos, un servicio enfocado a la promoción de la salud en en trabajo.

 

  1. Además de reducir el absentismo y mejorar la productividad creéis que ser una empresa saludable aporta beneficios a nivel financiero y de marketing?

Los beneficios de la promoción de la salud en el trabajo se pueden comprar a una reacción en cadena. Los primeros resultados que se observan son la mejora del ambiente laboral y la reducción del absentismo. Esto tiene como consecuencia la mejora de la productividad y de la calidad de los servicios. Si la empresa es más productiva y ahorra en bajas laborales y costes a Seguridad Social, obtiene mejores resultados de cuentas a final de año. Estos son los beneficios tangibles. Pero existen otras ventajas intangibles que son igual de importantes.

Un modelo de empresa saludable contribuye a fortalecer la reputación corporativa de cara a clientes y proveedores, que se convierten así en embajadores de la marca. La mejora de la imagen corporativa de cara a la sociedad hace que la empresa se convierta en referente frente a su competencia. No debemos olvidar que la tendencia de los consumidores es decantarse por empresas socialmente responsables. Cuando una empresa gana en reputación, se ve reflejado en sus cifras de negocio.

 

Os dejamos la entrevista completa aquí.